Morteros: reubican animales que estaban en Parque Alvarado  

Noticias 05 de noviembre de 2018 Por
La Municipalidad de Morteros informó que se inició el traslado de los animales alojados en el Centro de Rescate de Fauna ubicado en el pulmón verde de la ciudad.  
Ver galería MICRO SITIO MUNICIPIOS NOTA 0033 - MORTEROS
1 / 2 - El puma fue llevado a un hábitat más adecuado. Foto: Prensa Municipalidad de Morteros

A raíz del compromiso tomado por las autoridades de la Secretaría de Ambiente de la provincia respecto a mejorar las condiciones de vida de numerosos animales de la fauna autóctona, recientemente se trasladó a un puma que estaba en cautiverio en el predio del Parque Alvarado. El procedimiento lo realizó la Policía Ambiental, contando con la guía de transporte de fauna correspondiente.

En cumplimiento de la Ley Nacional 22.421 de conservación de fauna y la ley provincial 7343 de preservación, conservación, defensa y mejoramiento del ambiente se acordó la reubicación de los animales recuperados a través de los operativos de control que realiza el organismo provincial.

Desde el año pasado, a través de las gestiones municipales realizadas ante la Secretaría de Ambiente, se logró la reubicación de pecaríes, aves y monos, que fueron trasladados a Corrientes. Actualmente quedan en Parque Alvarado pumas, llamas y guanacos, que se llevarán al Parque Ecológico Tatú Carreta.

El lugar donde se encontraban los animales será reforestado con árboles autóctonos sumando un parque ecológico de uso recreativo, para los habitantes de la ciudad.

El Parque Alvarado es un gran espacio verde, que cuenta con instalaciones para el miniturismo, un camping y un lago, que es utilizado por los vecinos de la ciudad para su esparcimiento.

En 2011 se anunció que la Secretaría de Ambiente de la provincia utilizaría ese predio para un Centro de Rescate o Derivación de Fauna Silvestre, destinado a la recuperación sanitaria de ejemplares de fauna silvestre, provenientes de procedimientos de rescate, control y fiscalización.

En 2015, la Secretaría de Ambiente solicitó una auditoría ambiental que fue presentada en 2017 ante las dificultades que se advertían en el espacio asignado al alojamiento de los animales.

Los resultados de esa auditoría permitieron iniciar un expediente solicitando a la provincia, como responsable  de la fauna silvestre mantenida en cautiverio, que permitiera el traslado de la misma hacia centros especializados.

Te puede interesar