Río Cuarto: profundizan intervención para mejorar el medio ambiente

Informe Especial 13 de mayo de 2019 Por
A partir de la vigencia del Código de Higiene Urbana, el municipio de Río Cuarto despliega diversas acciones para mejorar las condiciones ambientales a través del tratamiento de los residuos urbanos y la eliminación de basurales.
MICRO SITIO MUNICIPIOS NOTA 0305 - RIO CUARTO
En Río Cuarto trabajan por mejorar el tratamiento de la basura urbana. Foto: Prensa Municipalidad de Río Cuarto

La semana pasada, el intendente Juan Manuel Llamosas inauguró la primera planta experimental de la ciudad para el reciclado de residuos plásticos, que demandó una inversión de más de 5 millones de pesos. Esta instalación tiene una superficie cubierta de 572 metros cuadrados y está emplazada en calle Godoy Cruz al 300, en la zona sur de la ciudad. Allí fue emplazada la maquinaria necesaria para recibir, procesar y acopiar el material plástico reciclable que se recoge en las calles riocuartenses.

En 2016, se sancionó el Código de Higiene Urbana, que establece las normas que rigen una política de gran impacto para la ciudad, ya que abarca no solo la temática del cuidado del medio ambiente sino que tiene un importante perfil social, al extenderse a la tarea de los “recuperadores urbanos”, aquellas personas que trabajan con el reciclado de los residuos urbanos.

En la planta experimental trabajan 6 operarios (5 mujeres y 1 varón) que recibieron la capacitación necesaria para trabajar con la nueva tecnología adquirida. La modalidad de trabajo se articula mediante becas de capacitación que aporta el municipio y que continuarán percibiendo hasta que la planta sea completamente sustentable.

El intendente Llamosas destacó que “este proceso comenzó con una decisión política de sancionar un Código de Higiene Urbana que estableció reglas de juego y normativas nuevas, además de instalar más de 40 puntos verdes, entregar nuevos zootropos, y generar el ingreso de más familias al proceso de recuperación de residuos”.

Desde el municipio se considera que el Código de Higiene Urbana puso pautas claras para recuperar los residuos, erradicando basurales y a su vez alargando la vida útil del vertedero controlado, donde se hace la disposición final.

Entre otras acciones, el municipio realizó una inversión de 1.200.000 pesos para poner en condiciones la escombrera, un predio donde se depositan los residuos de poda y escombros. Allí se hicieron obras de luminarias, seguridad, cerco perimetral y acondicionamiento del terreno, entre otros trabajos.

Además se avanzó en tareas de concienciación y articulación con empresas locales, permitiendo incorporar acciones que permiten recuperar distintos tipos de residuos generados por la actividad industrial y comercial.

 

 

 

 

Te puede interesar