Villa María: concluyó una nueva edición del Programa Voluntariado Joven  

Noticias 03 de diciembre de 2019 Por
Los participantes en el Programa Voluntariado Joven hicieron el balance final de la implementación de los proyectos preparados a lo largo de este año. En esta oportunidad intervinieron jóvenes de 12 escuelas de la ciudad.  
MICRO SITIO MUNICIPIOS NOTA 0760 - VILLA MARIA
Jóvenes villamarienses desarrollaron interesantes proyectos. Foto: Prensa Municipalidad de Villa María

La cuarta edición del Programa Voluntariado Joven llegó a su fin, con la puesta en común tras la implementación de los proyectos. El Centro Cultural Comunitario Leonardo Favio fue el espacio donde cada grupo presentó los resultados de su proyecto, y donde también se proyectó un video que repasa las diferentes instancias que vivieron en 2019.

Este año, los proyectos estuvieron enmarcados en un trabajo previo sobre los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) establecidos por Naciones Unidas para el año 2030, a los que adhirió en 2018 el municipio.

De esta manera, desde el área de Niñez, Adolescencia y Juventudes de la Secretaría de Inclusión Social y Familia, el trabajo se planteó sobre cinco ODS seleccionados por los adolescentes participantes: igualdad de género, medio ambiente, educación de calidad, salud, bienestar y deporte, y producción y consumo responsable.

Los alumnos de 12 instituciones locales de educación formal y no formal fueron construyendo sus proyectos en foros para  que, en la última etapa del año, pudieran llevarlos adelante con un aporte de 5.000 pesos para cada proyecto aportados por el Estado local.

Las iniciativas que se llevaron adelante fueron las siguientes:

Tiempo de Juego (IPEM Nº 275): Para concientizar sobre la importancia del deporte y la salud a través de jornadas de encuentro con adultos mayores del Hogar de Día de barrio Las Playas.

De Taquito: jornadas saludables y de futbol femenino (Centro Nuevas Oportunidades): Se llevaron adelante jornadas de deporte y hábitos saludables en los playones deportivos de tres barrios de la ciudad, para promover la participación y reivindicar el derecho al uso del espacio público de las jóvenes mujeres.

Movimiento Saludable (Instituto del Rosario): Realizaron un stand para promover y concientizar sobre la importancia de una buena alimentación para la salud y promocionar el consumo de alimentos nutritivos en la ciudad, a través de folletos informativos.

El MAO enseña Con-Ciencia (IPEM Nº 147 Manuel Anselmo Ocampo): El proyecto tomó la ciencia como espacio de vinculación de conocimientos y aprendizajes, con instancias compartidas entre los estudiantes de la Escuela Primaria Fray Chianea y del IPEM N°147.

¡De ESI hablamos así! De estudiantes para estudiantes (ProA  UTN): El proyecto contó con dos líneas de acción que se implementaron en la escuela José Manuel Estrada de barrio Bello Horizonte. En nivel inicial se realizó una obra de títeres en la que se abordó la temática del cuidado del propio cuerpo; mientras que en primario se realizó un material interactivo -videojuego, trivia y audiovisual-, con la temática de estereotipos e identidades de género.

Jugando en igualdad (IPEM Nº 147 Manuel Anselmo Ocampo): Planteó la necesidad de que la E.S.I. pueda llegar a todos los colegios, para ello concurrieron a escuelas primarias a trabajar algunas cuestiones de género a través de juegos, creando cajas lúdicas que queden a disposición de los docentes, manifestando la importancia de reconocer la  igualdad de género abiertamente como un derecho.

Cuidarnos (Instituto Bernardino Rivadavia): Concretaron un proceso de indagación institucional, en el que a través de encuestas a los estudiantes se indagaron sus intereses y necesidades acerca de la ESI, para luego realizar diferentes actividades.

Sembrando una vida saludable (ProA UTN): El proyecto buscó promover la producción de alimentos, de manera sustentable y libre de agroquímicos, a través de huertas familiares.

Todos por el planeta (IPET Nº 56 Abraham Juárez): Promoción, difusión y capacitación sobre separación de residuos, dirigido a los vecinos de barrio San Martín. Se intentó generar un cambio de actitud en las personas que las lleve a contribuir al cuidado del medio ambiente y a un consumo responsable.

Cuidar nuestros suelos (Escuela Granja Los Amigos): Este proyecto persiguió el objetivo de profundizar y mejorar el reciclaje de residuos orgánicos para la elaboración de compost, que se lleva a cabo actualmente en la institución, posibilitando el reciclado de todos los residuos orgánicos que allí se generan.

Punto de encuentro (CENMA MAO): Concretaron un punto de encuentro de algunos materiales reciclables como vidrio, plástico y cartón, para luego hacer producciones comerciales o que sirvan para generar arreglos en la propia institución.

Bolsas – eco (Instituto del Rosario): Concientizaron sobre la importancia de utilizar bolsas de tela en desmedro de las de plástico.

 

 

Te puede interesar