San Francisco: la Secretaría de Salud trabaja en el cuidado de adultos mayores

Noticias 24 de mayo de 2020 Por Miguel Angel Perin
La protección de adultos mayores es una de las políticas que lleva adelante el municipio. Ante la emergencia sanitaria por Covid-19, las acciones sobre este grupo poblacional se intensificaron con el objetivo de preservar su salud.
MICRO SITIO MUNICIPIOS NOTA 1356 - SAN FCO
El área de Salud municipal supervisa atención en residencias geriátricas. Foto: Prensa Municipalidad de San Francisco

Según datos oficiales, la ciudad de San Francisco cuenta con 22 residencias de adultos mayores, en las que se alojan 338 residentes y hay cerca de 150 personas que realizan tareas de acompañamiento.

La infección por Covid-19 afecta de manera más grave a la población de adultos mayores de más de 60 años. Los residentes en centros de atención de larga estancia, como lo son los geriátricos y hogares que albergan a personas mayores, constituyen un grupo de población vulnerable.

Esto se debe a que están predispuestos a desenlaces adversos e infecciones al convivir en estrecha proximidad con otras personas. Es por ello que en dichas instituciones resulta imprescindible adoptar precauciones especiales para proteger a sus residentes, empleados y visitantes.

Con la finalidad de cuidar a este sector tan vulnerable, la Municipalidad de San Francisco, a través de la Secretaría de Salud, decidió priorizar la vacunación antigripal a este grupo en una primera fase, donde se trasladaron los profesionales de la Asistencia Pública a cada uno de los geriátricos de la ciudad para ejecutar esta medida inicialmente.

Asimismo, siguiendo con los protocolos especiales emitidos por la provincia de Córdoba para estos espacios y con la finalidad de tener cuidados muy específicos para disminuir al máximo la posibilidad de contagios, se viene llevando a cabo un trabajo conjunto entre el municipio, las autoridades del Centro de Operaciones de Emergencia (COE) regional, los directivos de la residencia “Diehl de Sienra”, del hogar de ancianos “Enrique J. Carrá”, y demás geriátricos de la ciudad.

Cabe destacar que el protocolo para estos lugares es supervisado por el equipo citado y se programa un esquema de hisopados para el personal que atiende a los adultos mayores de la ciudad. Entre los principales puntos que se detallan en el protocolo se destacan medidas de prevención tanto para los residentes como para quienes cumplen labores en estos establecimientos.

Entre ellas está la restricción del ingreso a familiares y a toda persona ajena a personal de planta o servicios. También se garantiza una forma alternativa de comunicación de los residentes con sus familiares mediante videollamadas o telefónicamente. Se postergó durante la emergencia el ingreso de nuevos habitantes a los geriátricos salvo casos excepcionales. Se colocaron carteles informativos sobre higiene de manos e higiene respiratoria en la entrada de los centros, recepciones y otros espacios comunes. Se aseguró la disponibilidad de alcohol en gel o puntos de lavado de manos con agua y jabón en entradas, salidas  y áreas comunes, para favorecer la higiene de manos frecuente, entre otros. Además, se acordó con los servicios de emergencias médicas para que actúen según las pautas del COE prehospitalario ante la necesidad de asistir a las diferentes residencias.

Te puede interesar