Río Segundo: honrarán la memoria de referentes de pueblos originarios  

Informe Especial 19 de febrero de 2021 Por Miguel Angel Perin
Este sábado, desde las 10.30, en la localidad de Río Segundo, se desarrollará un homenaje a referentes de comunidades originarias que perdieron su vida en la lucha por sus reivindicaciones durante las últimas décadas en el país.
MICRO SITIO MUNICIPIOS NOTA 3061 - RIO SEGUNDO
Frente a la tumba de Santillán se hará parte del homenaje. Foto: Gentileza.

En la ciudad de Río Segundo se llevará a cabo un acto de homenaje y reivindicación de figuras representativas de los pueblos originarios que fallecieron defendiendo los derechos de sus comunidades. Se trata del “Tinkunakus Panpachay”, o “Encuentro del Perdón”. La convocatoria es a las 10.30, en la Plaza Central de Río Segundo, y la conmemoración se hará respetando los protocolos sanitarios vigentes.

Desde la Plaza Central se marchará hasta el Cementerio, para realizar la primera parte del homenaje frente a la tumba en la que descansarían los restos de Luis Eduardo Santillán, referente de la etnia Sanavirones Kancharys. Luego los participantes se dirigirán hasta la ribera del río Xanaes para hacer la última parte de la recordación.

Frente a la sepultura de Santillán se hará un ritual de homenaje y pedido de perdón a los ancestros por las ausencias, los asesinatos cometidos contra los pueblos originarios, y los actos discriminatorios hacia la libre expresión de sus culturas milenarias. La ceremonia consistirá en la ofrenda de semillas, pétalos de flores, y oraciones en las lenguas camiare y quechua.

La segunda parte del ritual se hará en las márgenes del río Xanaes. Allí se ofrendarán semillas y aromas agradeciendo a la creación todos los bienes recibidos cada día.

El sentido del homenaje es reivindicar a las distintas etnias de pueblos originarios que aún hoy son víctimas de la discriminación y el desinterés de la sociedad y sus instituciones, a través de la desvalorización de su cultura. Más allá de normas, aún de rango constitucional, que pretenden proteger sus derechos, la cruda realidad es que no siempre son escuchados y respetados en los ámbitos sociales e institucionales.

El perfil más dramático de esta situación es la pérdida de vidas ante la violencia del Estado y una sociedad que discrimina. El caso paradigmático es el de Luis Eduardo Santillán, un joven militante social que pertenecía a la comunidad Sanavirones Kancharys. Las circunstancias de su muerte permanecen en la nebulosa a casi cinco décadas de haber sido asesinado.

Hace un año, la Justicia Federal de Córdoba se hizo cargo de reabrir las investigaciones para esclarecer el final de la vida de Santillán y el destino de sus restos, ya que hay versiones encontradas sobre lo que pasó con ellos. La tumba con su nombre en el Cementerio de Río Segundo es un enigma, ya que no hay documentación oficial que certifique que allí descansa el cuerpo del joven.

La importancia de la figura de Santillán pasa porque para su comunidad estaba en camino de constituirse en su líder natural, el último “Sayry” de los Sanavirones Kancharys. Además se recordará a otras personas de distintas etnias que sufrieron la persecución y la intolerancia.

 

Te puede interesar