San Francisco: implementan protocolo de servicios ante tormentas fuertes  

Noticias 22 de febrero de 2021 Por Miguel Angel Perin
Para el caso de las tormentas, la Secretaría de Servicios Públicos de San Francisco activa un protocolo de trabajo que incluye tareas para garantizar la vuelta a la normalidad lo antes posible, minimizando los problemas a los vecinos.
MICRO SITIO MUNICIPIOS NOTA 3069 - SAN FRANCISCO
Los reclamos por arboles caídos se reciben en la Línea 103. Foto: Prensa Municipalidad de San Francisco.

En lo que va del año San Francisco tuvo cuatro tormentas importantes, las que a partir de las fuertes ráfagas de viento y precipitaciones de distinta intensidad, provocaron daños en el arbolado, cables de servicios y en la infraestructura urbana. En este período, alrededor de 60 ejemplares arbóreos se perdieron, tanto en espacios públicos como en el frente de viviendas.

El secretario de Servicios Públicos, Hobey Salvático, habló sobre esta situación y explicó cómo es el protocolo que se sigue frente a los fenómenos climáticos: “Los trabajos de las diferentes Direcciones que componen la Secretaría de Servicios Públicos frente a una tormenta, se realizan antes, durante y después de la misma. Antes, con el recorrido, limpieza y mantenimiento, tanto de los canales de desagües, alcantarillas y bocas de tormenta para evitar obstrucciones. En el caso de los canales, limpiamos las bocas con las máquinas y luego volvemos a hacerlo una vez finalizada la tormenta ya que al agua arrastra sedimentos y basura”, señaló.

Ya durante el trascurso de estos fenómenos meteorológicos, “prestamos colaboración junto a Defensa Civil con la Dirección de Policía Municipal, con el corte de aquellas calles que anegan, si bien muchas de ellas ahora desagotan más rápido debido a las obras de desagües que se hicieron durante la gestión del intendente Ignacio García Aresca”, dijo Salvático.

Los reclamos por árboles caídos, ramas o árboles por caer se registren en la Línea de Atención al Vecino 103. Tras el reclamo acuden al sector las cuadrillas y  los bomberos voluntarios, quienes intervienen reduciendo los restos y despejando el lugar. Luego se procede a la remoción del material que queda.

Para mitigar las consecuencias de estos temporales, el municipio puso en marcha el año pasado el Plan de Reforestación Urbano. Con la colaboración de los centros vecinales, se llevó a cabo la plantación de más de 1000 árboles de diferentes especies en plazas y espacios públicos.

 

 

Te puede interesar